HIRADIO CARIBEÑA

viernes, 4 de agosto de 2017

DONALD TRUMP Anuncia el transfuguismo de un gobernador demócrata durante un mitin





El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció ayer  que el gobernador de Virginia Occidental, el multimillonario Jim Justice, se pasa a las filas republicanas apenas nueve meses después de haber sido electo como demócrata.
Trump hizo este anuncio durante un mitin en Huntington (Virginia Occidental), en el que también participó Justice.

"Los demócratas se han alejado de mí, y ya no los puedo ayudar más siendo un gobernador demócrata, por eso mañana cambiaré mi afiliación a republicano", dijo Justice durante el acto, en el que abrazó las tesis y propuestas del presidente estadounidense.
Con este cambio, los republicanos pasan a controlar 34 de las 50 gobernaciones del país, mientras que los demócratas tan solo tienen 15, su mínimo histórico.
Un independiente que gobierna en Alaska completa el cuadro de los 50 estados. "Tener a Jim como republicano es un gran honor. Ha mostrado al país que nuestra agenda va más allá de la derecha o la izquierda.

Es una agenda para todo el mundo, especialmente para las decenas de millones de olvidados", dijo Trump a continuación. Justice, un empresario con inversiones en el sector agrícola y minero, debutó en política en 2016, ganando primero las primarias demócratas y luego las elecciones a la Gobernación con un 49 % de los votos, por delante del 42 % del aspirante republicano.
El mismo día en el que Justice se alzó con la Gobernación, Trump ganó las presidenciales arrasando en Virginia Occidental con un 68,5 %, mientras que la demócrata Hillary Clinton apenas logró uno de cada cuatro votos con un 26,4 %.
Justice se había negado a apoyar a Clinton por unos comentarios que hizo la candidata en contra de la industria minera, uno de los motores económicos de ese empobrecido estado, que antaño fue un feudo demócrata.

A día de hoy y con la marcha de Justice, a los demócratas tan solo les quedan dos cargos de importancia en todo el estado, el senador estadounidense Joe Manchin, uno de los más moderados de su bancada, y el tesorero estatal, John Perdue.
Tras el anuncio de transfuguismo, Trump volvió su discurso habitual negando los presuntos nexos de su campaña con el Kremlin, aunque no se refirió directamente a la formación de un gran jurado por parte del fiscal especial Robert Mueller, encargado precisamente de investigar la injerencia rusa en las elecciones a la Casa Blanca.
"Los fiscales deberían estar investigando los 33.000 correos electrónicos eliminados de Hillary Clinton.
Deberían estar investigando sus discursos pagados por rusos, sus empresas rusas o que investiguen el uranio que vendió y que está ahora en manos de rusos muy enfadados", dijo Trump. "No había rusos en nuestra campaña. Nunca los hubo", añadió el presidente, que dijo que todo el asunto ruso es "una total invención".
La formación del gran jurado, conocida hoy, indica una creciente intensidad de las pesquisas sobre esos presuntos nexos de la campaña del presidente con funcionarios rusos y que las investigaciones se extenderán durante los próximos meses.
En el acto Trump también insistió en su gran promesa para Virginia Occidental: la revitalización de la industria del carbón, que ha decaído en los últimos años, además de asegurar a los mineros que les devolverá los empleos que han perdido.
Pese a que quedan más de tres años para su posible reelección, en noviembre de 2020, Trump ha celebrado en los últimos meses varios actos prácticamente idénticos a sus mítines electorales del año pasado en estados clave.
Esos actos le sirven para recargar pilas con su base, fuera de lo que considera la "ciénaga" de la capital estadounidense, y promover sus últimas medidas, que incluyen la prohibición a los transexuales de servir en el Ejército y su respaldo a un proyecto de ley que recortaría a la mitad la entrada de inmigrantes legales permanents.

No hay comentarios:

Publicar un comentario