HIRADIO CARIBEÑA

lunes, 10 de julio de 2017

DOMINICANOS Y LATINOS EN NEW YORK En peligro el trabajo y la seguridad financiera de los neoyorquinos por el metro






Los retrasos en el metro afectan la vida de los neoyorquinos y la forma como desarrollan sus actividades diarias, según una encuesta revelada ayer  domingo, la cual ilustra la insatisfacción general de los usuarios con el servicio.
“Esto es una crisis, no hay duda al respecto. Los retrasos están aumentando, el servicio está declinando y los neoyorquinos, dominicanos y latinos están frustrados como nunca antes. Lo que mostramos aquí es que detrás de cada retraso, hay un costo humano, y detrás de cada interrupción del servicio, hay vidas afectadas”, dijo el Contralor de la Ciudad de Nueva York, Scott M. Stringer, cuya oficina condujo el estudio.

Efectos en las comunidades de bajos ingresos

Los resultados, basados en más de 1.200 persona encuestadas, que fueron abordadas en 143 estaciones a través  de los cinco condados, revelaron también que los residentes de las comunidades de bajos ingresos son más propensos a ser reprendidos en el trabajo, a perder salario o a sufrir otras consecuencias como resultado de los retrasos que los que viven en zonas de ingresos más altos.
“Este es un desafío que no empezó de la noche a la mañana y que no se arreglará de la noche a la mañana. Tenemos un sistema de señalización que tiene 70 años, coches que son algunos de los más antiguos del mundo y hacinamiento que hacen que los neoyorquinos viajen como sardina en lata”, agregó Stringer.
El contralor apuntó que la situación actual se debe al fracaso de no invertir en regenerar el sistema en las pasadas  décadas.
“No hay duda de que ahora necesitamos un enfoque conjunto para enfrentar el problema. La capacidad de Nueva York para mantenerse al frente de las exigencias de este siglo, depende de la calidad de nuestro sistema de transporte”, insistió Stringer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario