HIRADIO CARIBEÑA

martes, 9 de mayo de 2017

CACERIA CONTRA INDOCUMENTADOS EN ESTADOS UNIDOS Los dos estados que promueven hasta ahora son Arizona y Texas?





Arizona y Texas compiten por ser los estados donde más se persigue a los indocumentados.
La primera entidad, gobernada por el republicano Doug Ducey, inició con la famosa ley “Muéstrame tus papeles”, SB 1070, que justificó la detención de cualquier persona “sospechosa” de no ser ciudadano estadounidense.
La norma impulsada en 2010 se convirtió en la más temida del país por los inmigrantes, debido a que el gobierno obligó a la Policía a exigir los papeles de identidad y ciudadanía a quien no pareciera “americano”.
Después de una fuerte batalla de activistas, como el Centro Nacional de Leyes de Inmigración, en 2016 se logró que los policías no tuvieran que detener a “personas sospechosas” de ser indocumentadas.
Sin embargo, en la entidad se aplicó durante casi seis años la norma y aún mantiene ese espíritu de “cacería” que alentó expresiones racistas.
Ahora, ese estado fue superado por Texas en cuanto a leyes que alientan la persecución de indocumentados, ya que el gobernador Greg Abbott decretó la SB 4, calificada como una versión “superior” a la de Arizona.
“Esta ley ataca los derechos civiles de cada texano, quien será visto como alguien de otro lugar, incluso si sus familias han vivido en Lone Star State por generaciones”, expresó Frank Sharry, director ejecutivo del Fondo de Educación Vocacional de Estados Unidos.

Los aspectos que más preocupan de la norma son:
  1. Promover que cualquier persona pueda ser obligada a “mostrar sus papeles”.
  2. La Policía podrá preguntar a los niños sobre su estatus migratorio y detenerlos si son indocumentados.
  3. Los agentes policiacos podrían ser sancionados si es que sus jefes determinan que no están ayudando a la detención y deportación de indocumentados.
  4. Se penalizará a los gobiernos locales y a las universidades que decidan no cumplir las leyes migratorias federales para favorecer a los indocumentados.
Se estima que en Texas vive 1.5 millones de inmigrantes que podrían ser el objetivo de deportación con la nueva norma.
Las organizaciones civiles se preparan para luchar en las cortes contra el proyecto apoyado por el republicano Abbott.
“Prepárese gobernador Abbott, para los desafíos legales, los boicots económicos y la condena de la nueva ley”, agregó Sharry.

No hay comentarios:

Publicar un comentario