HIRADIO CARIBEÑA

domingo, 30 de abril de 2017

LOS 100 DIAS DE DONALD TRUMP El nuevo presidente forma su propio clan político en un tiempo récord




Estados Unidos, el país orgulloso de haber nacido de una revuelta contra la aristocracia -no tanto contra las élites-, es también el reino de los grandes clanes políticos, de los Adams, los Harrison, los Roosevelt, los Kennedy, los Bush, los Clinton... A falta de monarcas, rinden culto a sus presidentes, y sus ceremonias de poder, como las tomas de posesión, se celebran bajo una pompa cercana a la realeza. Este 2016 fue el año de maldecir todo esto, las elecciones del enfado contra las élites. Pero la rebelión antiestablishment, en su versión americana, nada en contradicciones: el gobernante elegido es el más rico que ha pasado jamás por la Casa Blanca y le han sobrado los primeros 100 días para crear toda una nueva estirpe de poder: los Trump, fotografiados sobre sillas doradas; bajando de su propio avión; rodeando al padre; los Trump, una dinastía imperial.
Camelot es la metáfora de un reino de cuento con el que se identificaba el mito kennediano. En su versión trumpiana, cambia los veleros por el golf; la casa de Hyannis Port, en la costa de Nueva Inglaterra, por la mansión de Mar-a-Lago en Florida; y el protagonismo de la primera dama, Jackie, por el de la primera hija.
Donald Trump prometió gobernar el país como quien gobierna una gran empresa, sin llegar a concretar si se trataría de una familiar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario