HIRADIO CARIBEÑA

miércoles, 5 de abril de 2017

Condenan a seis años de cárcel una stripper dominicana por brutal paliza a otra bailarina

 



Una stripper dominicana identificada como Katherine Mercedes Pimentel de 43 años de edad y que fue extraditada desde la República Dominicana, donde se escondía, fue condenada a entre seis y cuatro años de cárcel por una brutal paliza que propinó a otra bailarina en un brutal ataque a botellazos en 2007, desfigurándole la cara.
Pimentel, quien bailaba en el club para caballeros “King’s Inn, Dartmouth” en la ciudad de Darmouth, atacó a la víctima en un pasillo del club “State Road 27”, cuando la agredida iba camino al baño, después de interceptarla en julio de 2007.
Pimentel cortó luego a la mujer  de 22 años, con la botella rota mientras la víctima trataba de protegerse.
La convicta también trató de apuñalar a la víctima en el cuello con el borde dentado de la botella, lo que evitó levantando el brazo y bloqueando el nuevo ataque, pero herida en un hombro.
Un guardia de seguridad,  oyó los gritos de la víctima, corrió al baño y detuvo a Pimentel. La otra bailarina sufrió múltiples laceraciones y cicatrices permanentes en su rostro.
En vísperas de su juicio en 2009, y después de cambiar de abogado dos veces, Pimentel huyó del país y fue arrestada en la República Dominicana en 2016, dijo la oficina del fiscal del condado Bristol.
Su juicio fue programado para el 3 de diciembre de 2009.
Después de que varias agencias policiales intentaron durante años encontrar a Pimentel, ella fue ubicada por el FBI en la República Dominicana. Los federales, junto con el Departamento de Justicia, ayudaron en el proceso de  extradición internacional de la sentenciada.
Ella fue devuelta a los Estados Unidos a finales de mayo de 2016 y ha estado recluida en la cárcel sin fianza desde entonces, dijo la fiscalía.
Pimentel se declaró culpable esta semana en la Corte Superior de una sola acusación entre múltiples cargos, por desorden público, asalto armado, intento de asesinato y no desacato a una orden del tribunal.
Patrick Bomberg, fiscal adjunto, pidió una sentencia de entere siete a nueve años en una prisión estatal.
También sostuvo que la fuga de la acusada desde el país para evitar el procesamiento judicial también se debía tener en cuenta para la sentencia.
Pimentel pidió una condena de 2½ años en la cárcel del condado  Bristol, pero el juez Raffi Yessayan le impuso la pena de cuatro a seis años.
“Estoy muy contento de que la acusada fuera condenada  por este asalto brutal y no provocado. Es particularmente satisfactorio, porque en 2009 no se presentó a la corte  para el  juicio y huyó a la República Dominicana” dijo el fiscal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario