HIRADIO CARIBEÑA

domingo, 16 de abril de 2017

En Argentina se vuelve a gritar #NiUnaMenos por la muerte de una joven supuestamente de manos de un violador en libertad condicional





El cuerpo sin vida de Micaela García, de 21 años, fue hallado ayer  sábado un mes después de su desaparición. El principal sospechoso de la muerte de la joven, que fue abusada y estrangulada, es un hombre condenado por una doble violación que gozaba de libertad condicional.
El hallazgo no solo conmocionó a un país donde una mujer fue asesinada cada 18 horas durante los primeros 45 días de 2017, sino que también enfureció a muchos después de conocerse que el principal sospechoso del crimen es un hombre que fue condenado por dos violaciones y después puesto en libertad por un juez, pese a la existencia de un informe que aconsejaba no hacerlo.
Micaela García nació en la ciudad de Concepción del Uruguay, provincia de Entre Ríos. Estudiaba Educación Física en Gualeguay de lunes a viernes y militaba en una agrupación social en su ciudad natal durante los fines de semana.
El 1 de abril, como cada sábado, Micaela debía llegar al comedor de Villa Mandarina, un barrio humilde de Concepción del Uruguay, donde hacía trabajo voluntario. Sus compañeros del Movimiento Evita y los niños del barrio la esperaban a las 9:00 de la mañana. Les llamó la atención no saber nada de ella ni poder ubicarla, porque era una chica responsable y constantemente comunicada con sus amigos y familiares.

No hay comentarios:

Publicar un comentario