HIRADIO CARIBEÑA

sábado, 8 de abril de 2017

COLOMBIANO CASADO CON UNA DOMINICANA liberado por la ICE para revisión de solicitud de asilo en Estados Unidos




El inmigrante colombiano Juan Vivares, esposo de la dominicana Yahaira Burgos y quien estuvo tres semanas preso en cárceles de inmigración, fue liberado por la Policía de Inmigración y Aduanas (ICE), a la espera de que un juez revise su petición de asilo, que le fue negada originalmente y puesto en proceso de deportación.
La pareja, junto al hijo de ambos, comparecieron  en una conferencia de prensa ayer jueves en la mañana, en el local del sindicato BJ -32 (filial Nueva York), de cuya entidad, ella es miembro, trabajando como portera en un edificio de Manhattan, para hablar de la estadía en custodia de Vivares y el futuro que le espera.
En el encuentro con los medios, estuvieron la abogada de Vivares, Rebecca Press y el presidente del sindicato Juan Figueroa.
La ICE intentó ejecutar de inmediato la orden de repatriación, sin  tomar en cuenta que Vivares es esposo de una ciudadana americana y padre del niño nacido en Estados Unidos.
Él es un electricista que trabaja diariamente y ayuda al cuidado del dijo, mientras la dominicana trabaja pesados turnos por las noches.
Fue arrestado el 21 de marzo, cuando se presentó a una cita rutinaria a la ICE, lo esposaron y de allí se lo llevaron a un  centro de detención y luego a la base de esa agencia en Luisiana a la espera de un avión que lo llevaría deportado a Colombia.
Tanto el sindicato, como activistas comunitarios, legisladores y dirigentes políticos se movilizaron para presionar a la ICE y montaron una amplia campaña en medios y redes sociales por su libertad.
Vivares dijo a los reporteros que vino a estados Unidos, huyendo de los problemas en Colombia, trabaja, paga al día los impuestos, es esposo y padre de dos ciudadanos americanos, pero se le negó la ayuda que vino a buscar.
Calificó de “duros” los días que estuvo preso en manos de la ICE.
"Fue lo peor que se le puede hacer a una familia de inmigrantes", agregó Vivares. Su esposa, le solicitó la residencia permanente hace tres meses.
No tiene récord judicial en Estados Unidos.
a través de una firma o una oración.
Llegó a Estados Unidos  en 2011, por  la frontera con México y pidió el asilo, pero inmigración se lo negó, alegando que él no tiene suficientes evidencias que era perseguido o estaba en alto riesgo en Colombia por sus creencias.
"La petición de asilo fue denegada en 2013 y desde entonces hemos apelado en la corte de inmigración. La más reciente fue denegada en noviembre de 2016", dijo en entrevista con Univision Noticias hace dos semanas, la abogada de Vivares, Rebecca Press del Central American Legal Assistance.
La abogada explica que el pasado 20 de enero entregó una solicitud de suspensión de deportación en nombre de Vivares, que también fue negada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario